No es un halago...



 
 





Lo cierto es que de vez en cuando, algún ser humano
 me confiesa que le parezco muy espiritual.
 Realmente no sé qué se pretende decir con eso!
Por lógica, cada cual le atribuye un sentido propio.
También es cierto que en esta sociedad es un todo un halago.
 
Lo cierto es que, cuando escucho tales cosas, me supuran los oídos.