Los dos lados

 


Agradezco a la vida haberme puesto
a ambos lados del puente:  
del lado del que tiene, del lado del que no; del lado del servido, del lado del servidor.
Ver la vida desde un solo lugar
 te debilita y te hace ignorante.
Cruzar el puente hacia el reverso,
te abre los ojos y te fortalece el alma.
 
La vida ha sido grata conmigo.
El sol ha iluminado mi faz.
Me mostró su lado mas temido,
para luego enseñarme el regreso.
Entiendo que quienes cruzan, 
anhelen volver,
pero yo, que he visto el otro lado,
aquel en el que yace gran parte
de la raza humana, quiero quedarme, porque he sentido el dolor de quienes lo habitan.
No podré retornar jamás y ser feliz, habiendo visto lo que vi.
No puedo! Ya no...!