Las buenas personas

¿Así que eres buena persona?
¿No te da reparo  decirlo?
¿por qué no dejas que sean los demás quienes te juzguen por tus palabras y tus actos?
¿Por qué necesitas convencerme? ¿crees que si realmente lo eres yo no me daré cuenta?
¿Acaso no te da vergüenza decirlo, así como lo dice todo el mundo,
y saber que el mundo miente, porque sus actos lo demuestran?
Nuestro planeta está poblado de buenas personas, llenas de virtudes y grandezas y, sin embargo,
a la hora de los hechos, la realidad nos revela la sordidez humana.
Pues no, amigo mío. Yo no soy buena persona!
 Soy solo un ser humano, que trata de no quedar atrapado
en la miseria del hombre que tanto critico,
miseria a la cual pertenezco por el simple hecho de ser humana.