Tal vez te vuelva a ver!

photo credit: balt-arts via photopin cc

Sé que preguntó por mí, antes de partir.

Sé que estuve presente en sus últimos pensamientos.

Sé que habría querido verme y hasta pedirme perdón.

Habría sido más fácil para mí no saberlo.
Habría sido mejor que ni siquiera me recordara.
Todavía no he visto su tumba, y quizás no quiera encontrarla.
 
Tal vez se fue pensando que aún tengo heridas.
Tal vez creyó que aún no habían sanado.
Jamás supo que aunque curadas, sangraron
tras saber que me esperaba.
 
Tal vez pronunció mi nombre, su última deuda pendiente.
Percibí que dijo mi nombre y poco después se marchó.
Saberlo no me concedió consuelo;
me sumergió en el abismo de su propio deceso,
como en un páramo en desolación.
 
Algún día nos encontraremos en algún otro universo,
tal vez en otros milenios, en otros cielos,
y reiremos de todo aquello.
Mientras tanto atrapados habitamos mundos diferentes.
 
Algún día, cuando ya me haya desprendido
de toda esta naturaleza,
quizás mi ser pueda buscarlo y extender su mano,
y decirle -papá, yo te he perdonado-
tal vez... algún día.