Por qué creer!



Cómo puedes creer en Dios
si no lo has visto!     
¿Dices que si lo has visto?
Mi hijo deseó tanto ver a Papa Noel, que llegó a vislumbrarlo,
cruzando los cielos en su carruaje!

¿Dices que no has visto a Dios,
pero lo has sentido?
Yo he sentido cosas similares,
pero no le llamo Dios.
Le pongo otros nombres.
La ciencia le pone otros nombres!

¿Dices que no lo has visto,
ni lo has sentido,
sino que simplemente crees?

¿Crees por que sí? ¿Sin evidencias? ¿Sin fundamentos?
Simplemente... ¿por que sí?
¿Por que te lo enseñaron desde pequeño?
Y... ¿nunca lo has cuestionado? ¿Nunca te has preguntado?
¿Otros te mostraron qué camino seguir, y tú vas, así, como si nada?
 
¿La creencia porque si, no es acaso, una creencia ciega que, lejos de ser virtuosa,
persigue como un autómata una causa? ¿ No es, acaso, ir como un ente desprovisto de su ser?