Fiebre consumista



photo credit: Ignacio Conejo via photopin cc









Cada año se producen, de manera simultánea,
y en distintos puntos del país,
una serie de brutales ataques de zombis
a todos aquellos locales
que cuelgan el cartel de "REBAJAS".
Conviene, durante esos días, permanecer en casa,
hasta que alguien avise que el fin del mundo
se ha postergado.
Mientras tanto, es cuestión de evitar
el atropello multitudinario de seres ávidos
por consumirlo todo.
En esos días es conveniente incluso,
esconder hasta al gato.


Valeria G.Elder