En paz...


Alguna vez leí, más no recuerdo dónde, una frase que decía: "Si no crees en Dios, selo tú"

Desde entonces me aboqué a conocerme, y encontré taaanta miseria...!

Buscando en mi laberinto hallé retazos de mí que he ido pateando.



photo credit: balt-arts via photopin cc

De rodillas en la oscuridad de mi propio templo, lloré por mí.

Escuché mi voz, muy lejos, y fui en su búsqueda.

Me descubrí tirada en algún rincón, hace siglos abandonada.

Me curé las heridas, me lavé el alma.

Busqué los retazos para rearmarme.

Cuando estuve lista  salí a la vida.
Fui  por mí parida!

Desde entonces me sorprendo día a día
en mi humanidad.

Levanto al sol mis miserias y grandezas.

Las elevo a la Madre Tierra, al Universo.

Se las ofrezco a todo el que me necesita, porque yo necesito de ellos.

Las pongo a los pies del sufriente, para que su llanto bautice mi alma.

Y entonces, tal vez, estoy en paz...