Siempre que llovió...


Photo credit: Eddi van W. / Foter / CC BY-NC-ND
 
Siempre que llovió...


Si tu alma está tan herida como para no poder soñar,
pide sus alas a un gorrión, y tu alma volará.
 

 Si la luz del sol se ha perdido, y la noche pronto vendrá,
es momento de descansar, dios mañana al sol colgará.
 

Siempre que llovió paró, y el sol salió a dorarlo todo.
Siempre nacerá una nueva flor y piará un gorrión.
 

Si la lluvia destroza tu nido, si tu ala quebrada está,
ponle nuevas alas a tu ilusión, y échate a volar.

 
Y si te sientes perdido, y si sientes soledad,
alza tu mirada y vuela ya, pues el sol te guiará.

 

                                                                       Valeria Elder(1992)                     



###