Grafiti porteño






Un genial grafiti en las calles de Buenos Aires que muestra, tal como lo dice Feinmann, cuán culto y lector es el pueblo, y cuán fina puede ser su ironía.