Perdida





A veces me pierdo, y otras estoy dormida.
A veces simplemente no me encuentro...
Me busco en la lluvia, el sol y las aves...
en el firmamento, a lo mejor danzando viva.
Me busco en el mar, en el horizonte...
Recorro mis huellas entre las ruinas.
A veces busco, busco y no sé dónde hallarme.
A veces me sorprendo buscándome
durante largos días.
Y a veces me descubro por allá, perdida...
Y otras tantas despierto en mi propio templo,
desorientada y confundida
y me inclino ante mí, porque siempre estuve,
porque aquí estoy, aunque se me olvida.
 
 
                                                                                                         
                                  Valeria  Elder