El Sujeto




 

«Si el sujeto freudiano se caracteriza por una fractura debida al inconsciente, ello es así por lo mismo que el inconsciente perturba la ilusión de una transparencia del pensamiento a sí mismo: el sujeto no sabe los pensamientos que lo determinan; ahí están para verificarlo, el ejemplo del sueño o del lapsus, pero también el síntoma o la inhibición como signos de una inadecuación del sujeto a sí mismo.»

                                                                                   Serge Cottet