Libertad de credos



Hay que andar con pie de plomo para no ofender el credo del creyente,
pero nunca el creyente anda con cuidado para no ofender mis propias creencias!
 
 
 

Imágen de: photo credit: jesuscm via photopin cc

 

El problema se ahonda aún más cuando, del otro lado, el creyente opina exactamente lo mismo, en relación a mí!