La mentira

No miento, o al menos eso pretendo. La calidad de la persona nada tiene que ver con esto.
No miento, o es lo que procuro, pero no en obediencia a algún credo.
La mentira me esclaviza, me hace ser dependiente de ella.
La mentira me impide ser libre y espontánea.
La mentira me exige demasiado esfuerzo
para mantenerla en pie.
Me obliga a permanecer alerta para
evitar la verdad que tapa.
Me obliga a inventar mas mentiras para sostener la primera.
La mentira exige un esfuerzo agotador que consume
mi energía interior.

No miento...                                                                                  
                  ...y es cuestión de economía.
No soy buena, soy inteligente.