Marionetas

Photo credit: koke / Foter / CC BY-NC-ND
 
 
Tú te resistes a dejar de comer carne. Tú encuentras miles de argumentos para seguir haciéndolo.

Por otro lado te quejas del sistema, sintiéndote víctima de él. Tú colaboras con el sistema. Con tu modo de vida, haces que el sistema funcione tal cual lo hace.

Tú consumes y consumes,  y das dinero y dinero a los grandes capitalistas que se ríen de ti detrás de un cristal espejo.

Ellos buscan la mejor forma de hacer publicidad sobre sus productos.
Gastan millones de euros para que su publicidad te entre en el cerebro. De esa manera logran que tú vayas, como un robot, por los centros comerciales y las grandes superficies, deseando y deseando, comprando y comprando.

Y luego trabajas (si tienes suerte de tener un empleo) con los derechos pisoteados y por pocos euros, para poder luego seguir comprando y comprando. Te han lavado el cerebro!.

Los políticos, siempre gobernados por el sistema económico, recortan el presupuesto en educación para que no sepas nada. Para que nada te preguntes. Para que nada cuestiones. Tu ignorancia es su aliada!.

Y luego te ponen futbol, realities  y programas del corazón para que te quedes feliz, se te embobe más el cerebro, te entre mejor la publicidad que te ponen entre medio, y al fin y al cabo, para que no seas un estorbo para el sistema. Ole tú!!!