Como la cigarra



Tantas veces me mataron,
tantas veces me morí,
sin embargo estoy aquí
resucitando.
Gracias doy a la desgracia
y a la mano con puñal
porque me mató tan mal,

y seguí cantando.

Tantas veces me borraron,
tantas desaparecí,
a mi propio entierro fui sola y llorando.
Hice un nudo en el pañuelo
pero me olvidé después
que no era la única vez,

y volví cantando.

Tantas veces te mataron,
tantas resucitarás,
tantas noches pasarás desesperando.
A la hora del naufragio
y la de la oscuridad
alguien te rescatará
para ir cantando.

Cantando al sol como la cigarra
después de un año bajo la tierra,
igual que el sobreviviente
que vuelve de la guerra.



 'COMO LA CIGARRA' - María Elena Walsh